Mejora la concentración, atención y la capacidad sensorial de nuestro cerebro.

Es de sabor exótico, dulce y con un toque picante.

Elaborado con hebras de té rojo, jengibre rallado y cortezas de zanahoria.